La industria del POS: todo lo que necesitas saber

La gran mayoría de personas desconocen el funcionamiento de esta industria o sector, por lo que no saben cuántas empresas hay detrás de esto, como qué intereses hay. Por ello, nos hemos propuesto acercaros un poco más a esta industria para que conozcáis como funciona. En el artículo de hoy, os daremos todo lo que necesitáis saber acerca de los POS, de su industria y de los intereses que esconden.

Fabricantes

En primer lugar, tenemos a los fabricantes de todos los accesorios o el hardware necesario de los POS. Hacemos referencia a aquellos escáneres de códigos de barras, cajas registradoras, impresora de tickets, tablets o pantallas táctiles. En este punto, existen muchos fabricantes de todo tipo porque son productos que precisan poca tecnología punta, lo que favorece la competencia.
Como una de las empresas más colocadas como fabricantes de hardware POS, encontramos a Zebra Technologies, la cual se dedica a fabricar todos los accesorios nombrados anteriormente. Por otro lado, otros fabricantes prefieren enfocarse a un producto concreto, como pueden ser las pantallas táctiles, por ejemplo.

Desarrolladores

Detrás de todo ese barullo de componentes, encontramos a los desarrolladores del software del POS en cuestión. Estos se dedican a crear los programas necesarios para que éste funcione correctamente, como inventan o crean aplicaciones dentro de ese mismo software, que puede ser el sistema de notificaciones, informes o herramientas de marketing. Leer mas de Puntos de venta para tiendas online.
Normalmente, estos desarrolladores trabajan conjuntamente con los que fabrican todo el hardware con el objetivo de optimizar el rendimiento de todos los componentes vía software. Así que se encargan de integrar óptimamente estos accesorios para aumentar la funcionalidad del producto.
Estos profesionales se dedican a explotar, lo máximo posible, todo el hardware que les proporcionan en base a un objetivo: un POS para restaurantes, para retail, para tiendas con inventarios grandes, etc. Todas las necesidades cambian según el objetivo que tengan; por ejemplo, los POS enfocados a inventarios grandes (Quickbooks) requieren muchos recursos.
Finalmente, ellos tratan de hacer fácil lo difícil, una tarea para nada sencilla.

¿Nube o local?

Dentro del mundo POS, existen distintas posibilidades, pero las más comunes son los sistemas basados en una nube o de forma local. Todos estos años, los POS han estado basados en un servidor local donde los distintos terminales se conectaban. Esto era lo mejor porque no teníamos que depender de una conexión exterior, sino que todo quedaba dentro del establecimiento.
A priori, es la forma más sencilla de entender cómo funciona todo el sistema POS, algo que ha cambiado con la aparición de las soluciones basadas en nube o cloud. En este caso, no hace falta un servidor local, sino que todos los datos de nuestro negocio están almacenados en un servidor externo al que accedemos a través de la red ¿Qué significa esto? Pues que, si no tenemos internet, no podremos acceder a los datos de nuestro negocio.
Actualmente, la tendencia apunta a los sistemas nube porque es la forma más sencilla de evitar costes enormes en los sistemas, como se consigue que funcione de forma fluida nuestro POS, ya que un sistema local consume más recursos.

Pagos

Todo gira en torno a los pagos realizados con tarjetas de crédito o de débito, aunque la cosa ha cambiado en los últimos años. La aparición del contactless, como de los pagos con monederos virtuales han supuesto una exigencia a las empresas del sector. Solemos disponer de datafonos o terminales de pago que permiten a todos los clientes realizar sus compras de forma segura, rápida y sencilla.
Al final, todo está conectado a la cuenta bancaria de nuestro negocio, de modo que todos los pagos que realizan los clientes con tarjeta o móviles van a parar a nuestro banco.

Los distribuidores oficiales o revendedores

El software está hecho y el hardware está completamente integrado en el mismo, por lo que podemos sacar al mercado un POS completo. Aquí es donde aparecen los distribuidores oficiales o revendedores, como queráis llamarlos. Los distribuidores son los que contactan con los comercios para ofrecerles estos productos o servicios tan atractivos. La personalización es su arma preferida: estudian el negocio del comerciante y le ofrecen un POS en base a sus necesidades.
Estos distribuidores llevan muchos años en el negocio y saben cómo funcionan estos sistemas, por lo que conocen el comportamiento de su nicho de mercado. Si son locales, suelen tener pocos trabajadores, pero aquellos que operan a nivel nacional o supranacional, tienen una red muy bien instalada.
Se suelen encargar de la instalación del sistema POS en los comercios, dejando todo arreglado para que el dueño pueda empezar a funcionar con él. Además, pueden llegar a ofrecernos seminarios, webinars o enseñarnos cómo funciona, dicho de otra manera, entrenarnos para saber usarlo.

Distribuidores POS

Existe la posibilidad de poder adquirir o contratar el servicio POS de forma directa, sin tantos intermediarios. De esta manera, podemos contactar con un distribuidor como es BlueStar o ScanSource para contratar un POS completo, con sus accesorios, hardware, software o cualquier cosa que nos sirva para vender nuestro producto.
Estos distribuidores tienen como fin dejarnos todo listo, es decir, hacerse cargo de toda la instalación, envío del POS, etc., dejándole al dueño del negocio la única tarea de enchufar o apagar el sistema. Además, ofrecen asistencia de marketing para emprender estrategias de esta índole en nuestro negocio, cosa que no todo el mundo sabe hacer.

Comprar a fabricantes

Por último, podemos contratar el POS directamente con los fabricantes, sin tener que pasar por ningun intermediario. A algunos le ofrece tranquilidad tratar directamente con la empresa porque creen que si tienen algún problema ésta lo va a solucionar inmediatamente. Realmente, pasaría lo mismo si acudiéramos a un revendedor o un distribuidor.
Lo único que veremos diferente, será el precio del servicio, ya que la empresa no enviará a técnicos para que nos instalen todos los accesorios o el sistema en sí. Podríamos decir que no es un servicio muy personal, ya que contratamos a través de internet y no estamos en contacto con nadie, salvo que tengamos algún problema.